CONSORCIO DE EDUCACIÓN ESCOLAR KA1
“MUJER TENÍA QUE SER”
2018-2020

Los proyectos de movilidad escolares pueden ser individuales o de consorcio. En los proyectos individuales, el centro escolar analiza sus necesidades y/o expectativas para su modernización e internacionalización y diseña su proyecto. En los proyectos de consorcio una autoridad educativa presenta una solicitud que agrupa a un número determinado de centros escolares.


La autoridad educativa que actúa de coordinador en este consorcio escolar es el CPR de Almendralejo ya que una de las condiciones del coordinador es que debe tener un vínculo organizativo directo con las escuelas socias del proyecto. Los consorcios están pensados para facilitar la gestión de los proyectos a los centros educativos socios.

El consorcio en el que participamos es del Sector Escolar y se titula “Mujer tenía que ser”, con el tema principal de la igualdad de género. El CPR de Almendralejo lidera este consorcio con cinco centros de la demarcación: Colegio Ruta de la Plata (Almendralejo), CEIP Pío XII (La Morera), CEIP Santa María Coronada (Villafranca de los Barros), IES Carolina Coronado (Almendralejo) y CEIP Meléndez Valdés (Ribera del Fresno).


El título de este proyecto se originó por una noticia que había saltado mientras elaboramos el formulario. A una árbitra de fútbol, de 17 años, la habían insultado, en un partido de alevines, tanto niños como padres diciéndole (entre otras lindezas): "¡Mujer tenía que ser!". Desgraciadamente todos sabemos de casos en los que ese mismo comentario se ha oído en nuestros centros y en nuestra vida diaria, y que parece perpetuarse en el tiempo. En ese mismo momento vimos claramente cuál iba a ser la prioridad de este proyecto: Íbamos a
dar la vuelta a esa frase, y lejos de eliminarla, la utilizaríamos con un sentido de respeto, consideración y reconocimiento.


Durante la duración de este proyecto, que es de dos años, de 2018 a 2020, todos los centros trabajaremos sobre el tema de la igualdad de género. Será un proyecto de colaboración entre los cinco colegios e institutos, que enfocarán este tema bajo distintos puntos de vista: la participación de las madres y abuelas en la vida escolar, la recuperación de la alfarería a través de artesanas, el lenguaje inclusivo o la elección de los estudios científicos por parte de las alumnas. Este trabajo inter-centros será uno de los puntos más enriquecedores del proyecto.


Además del trabajo en nuestros propios centros nos han concedido 16 movilidades de observación o “jobshadowing” en centros de Noruega, Suecia y Grecia y nos van a acompañar un miembro de la UPE y uno de la Inspección Educativa. En estas escuelas o institutos 16 docentes del consorcio podremos observar cómo se trata el tema de la igualdad de género, así como cuestiones relativas a la impartición de las asignaturas o a la gestión del centro educativo.

Así mismo, también seremos centros receptores de personal docente que va a venir a observarnos también. Gracias a estos proyectos Erasmus+ la internacionalización de nuestros Centros será un objetivo primordial.